Sarna: un huésped peligroso para las mascotas

Actualmente los animales de compañía se han vuelto un integrante más en la familia, por lo que demandan una gran responsabilidad y una serie de gastos en alimentación, aseo,  cuidados diarios y servicios médicos, con el fin de  evitar enfermedades como la sarna.

De acuerdo con el investigador Luís Ferrer, profesor de Patología y Dermatología de la  Escuela de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, la sarna demodécica canina,  es producida por un parásito (Demodex canis) que vive de manera natural en las capas profundas de la piel, provocando dermatitis, y lesiones alopécicas, principalmente, en los bordes de las orejas, parte ventral del tórax,  abdomen, o en todo el cuerpo.

Pese a ser un padecimiento de carácter hereditario, existe tratamiento para combatirla, pero  en primera instancia,  se debe tener un diagnóstico para   iniciar  en breve con el control y medicación bajo la supervisión de un profesional.

En este mismo contexto, recomendó, no esperar demasiado tiempo antes de buscar ayuda  de un experto, resaltó que en los problemas de la piel, mientras más antiguas sean las lesiones,  mayor es el riesgo de complicaciones y el período de recuperación; regularmente llevan meses o años su desarrollo y no se pueden resolver  en una o 2 visitas al veterinario, es un procedimiento que lleva su tiempo y el dueño debe comprometerse al 100 por ciento.

Algunas  medidas preventivas a seguir son: evitar el estrés en la mascota, sobre todo en edades tempranas, exceso de baños, de lo contario se provoca la pierda de la capa protectora de la piel y facilita que los ácaros se desarrollen de manera descontrolada y se manifieste la enfermedad. Asimismo, es vital proveer  a la mascota de alimento balanceado de acuerdo a su tipo de raza y actividad física, subrayó el Dr. Luís Ferrer.

Alerta con:

  • Aparición de manchas de color rojo en la piel
  • Costras y supuración epidérmica
  • Caídas de cabello
  • Decaimiento  y temperatura
  • Falta de apetito e histeria

Suele presentarse  en razas no mestizas, en cachorros de entre los 3 a 5 meses de edad.

Razas vulnerables:

  • Shar Pei
  • Pit Bull
  • Rottweiler
  • Bulldog Francés
  • Pug Carlino

Estrategias de control:

  • Lleve un calendario de desparasitación y vacunas al día
  • Mantenga una inspección continua  de su mascota
  • Ante cualquier sospecha de algún padecimiento,  llévelo de inmediato al veterinario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *